Rinomodelación

Tratamiento

La rinomodelación sin cirugía se utiliza para corregir problemas estéticos como el tabique torcido, la nariz caída con punta redonda o hundida, así como para corregir o suavizar los ángulos nasales.

Está técnica solo corrige pequeñas irregularidades. Es importante tener en cuenta que hay problemas que requieren de cirugía.

Estos defectos se corrigen mediante infiltraciones con ácido hialurónico, hidroxiapatita cálcica y/o toxina botulínica, todos ellos, reabsorbibles.

Con este tratamiento rápido, seguro y mínimamente invasivo, el paciente consigue mejorar la apariencia de su nariz sin someterse a una intervención, aumenta su autoestima, y los resultados obtenidos son mucho más naturales.

 

Tiempo: 30 minutos
Sesiones: 1
Anestesia: Requerida
Hospitalización: No